La Santa Sede contesta a la carta enviada por los alumnos de 3º de Primaria del Colegio Diocesano Santo Domingo